• 21/08/2018
    • Europeo de ensueño para AD Marathon

    • documento

      Tener tres atletas en un Campeonato de Europa ya es un orgullo de por sí, pero cuando los tres compiten al máximo nivel, éste se multiplica exponencialmente.

      Y es que el ejemplo que nuestros tres atletas brindan a los que siguen sus pasos, desde las escuelas hasta la propia categoría absoluta es el de no rendirse nunca y luchar por cumplir sus sueños.

      Si la histórica plata de Diego García Carrera en los 20 kilómetros marcha ya nos puso los pelos de punta, cómo definir el tesón de Ainhoa Pinedo, que en una temporada con varias lesiones consecutivas, se presentó en Berlín con muy pocos entrenamientos en las piernas y aun así consiguió un puesto de finalista al cruzar la meta séptima en los 50 kilómetros marcha.

      Y es que la fuerza de Ainhoa no se ve únicamente reflejada en esa séptima plaza europea, sino que se trata de una lucha por destrozar las barreras. Siempre mantuvo que las mujeres también debían tener la posibilidad de enfrentarse a los 50 kilómetros, igual que hacen los hombres desde hace años, y según se ha abierto la posibilidad, se ha lanzado a cubrirlos. Este año, en el primer campeonato de España sobre la distancia, fue segunda, sacándose el billete para la Copa del Mundo y el Campeonato de Europa. 

      No obstante, el cambio de distancia le pasó factura y en China, en la Copa del Mundo, ya sufrió de intensos dolores que pusieron en duda su participación en el Europeo, ¿pero cómo renunciar al primer campeonato continental en el que la igualdad de distancias en la marcha va a ser absoluta y refrendar la victoria conseguida por las mujeres? Y así, con todo en contra, Ainhoa se presentó en Berlín, y no sólo acabó, sino que cosechó un grandísimo puesto de finalista que quedará para su memoria y la historia del club.

      También por problemas físicos estuvo marcada la recta final de Clara Simal, con billete al Europeo desde que fuera subcampeona de España en el Maratón de Sevilla en febrero. Esa dura preparación para la que era su segunda carrera sobre la distancia, le dejó también sobre las cuerdas, en un periodo en el que dos de sus posibles compañeras tuvieron que renunciar a acudir al Europeo, Clara tuvo que apartar los dolores para llegar en condiciones a la cita. Y lo hizo, en la última jornada del campeonato corrió sobre el asfalto berlinés hasta que, desgraciadamente, su gemelo dijo basta.

      Pero sabedores de la fortaleza de Clara, no tenemos ninguna duda de que volverá pronto y conseguirá superarse de nuevo, ahora con el Mundial de Doha y los Juegos Olímpicos de Tokyo en el horizonte.

      Gracias por vuestro ejemplo, por servir de espejo a los más de 500 atletas del club y hacernos disfrutar a todos. 

  • << Volver